¿Cuántas caras podemos encontrar en la topografía terrestre? El hombre contra la máquina.

A veces se trata de la cara de Jesús en una tostada, otras, del bigotito de Hitler en la fachada de una casa: los seres humanos vemos caras en muchos lugares distintos a la parte frontal de la cabeza de la gente. El reconocimiento facial es quizá la forma más común de pareidolia, un fenómeno psicológico consistente en que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible.

Pero no son sólo caras lo que percibimos, dependiendo de nuestra particular obsesión (y de la evidencia de la forma), puede ser cualquier cosa: desde formas de animales en las nubes, a textos sagrados en las grietas de una piedra, a mapas en los charcos, manchas de café y goteos de pintura. En Walk with me no hacemos más que ver contornos de países en todas partes, pero hay más cosas que se encuentran  en la intersección entre cartografía y pareidolia.  El zoomorfismo (reconocer la forma de seres animados en objetos inanimados) es una antigua cepa en la cartografía que ya hemos enseñado en este blog: algunos de los ejemplos más antiguos son la imagen de Europa como una reina, o Asia como caballo alado.

Croppedmagadan

Buscar activamente las formas que se esconden en el interior de los mapas es la idea que hay detrás de la Sociedad Cartozoologica Noruega, que define la cartozoología como la ciencia o la práctica de descubrir y estudiar los animales descritos paradigmáticamente por los diseños de la calle tal y como aparecen en los mapas. Por desgracia, la página web de la Sociedad se ha mantenido inactiva desde 2003 y no se han lanzado nuevos animales cartográficos desde hace una década.  Pero, atención, ahora se fusionan la vieja intención de ver las caras en lugares extraños y un software de reconocimiento facial muy moderno.

Los mapas que aparecen a continuación fueron generados usando GoogleFaces, una aplicación de software desarrollada por el estudio de diseño de Berlín Onformative para buscar características faciales en formas aleatorias y dejándolo suelto por Google Maps, que es el más accesible, detallado y completo mapa topográfico de la Tierra

¡Esto significa que una máquina puede explorar  el fenómeno psicológico de la pareidolia!.  Los diseñadores de Onformative definieron un algoritmo imitando la tendencia de reconocimiento facial en los seres humanos, y lo aplican en imágenes de Google Maps de la superficie de la tierra, buscando continuamente formas de caras al itinerar por encima de los paisajes. Como inspiración podemos ver la cara de Marte, captada por el Viking 1 el 25 de julio de 1976.

marte

La página web Onformative proporciona ya algunos ejemplos. El más impresionante, sin duda, es el de un derecho orientado al perfil, un hombre cuyos labios carnosos plantan un beso en otra boca. A juzgar por los datos sobre el propio mapa, la imagen fue tomada en 62.8492N, 156.3910E , que se encuentra en la región de Magadan, en el Lejano Oriente ruso.

4El resto de resultados hasta ahora son menos espectaculares. El equipo Onformative admite que “algunas imágenes detectadas no son utilizables en absoluto, ya que no somos capaces de reconocer los patrones de cara en ellas”.

1

2

3

5

Por ahora el reconocimiento facial es mejor dejárselo a los seres humanos: Face Tracker no ha localizado algunas de las caras que sí han sido notadas por personas. Un ejemplo es el Badlands Guardian, en la esquina sureste de la provincia canadiense de Alberta: The Guardian se parece mucho a una cabeza humana con tocado nativo americano. Además, y en lugar de echar a perder su apariencia, una adición reciente sólo ha aumentado el zoomorfismo: una carretera y un pozo de petróleo modernos parecen los auriculares del Guardián. Esta notable característica geomorfológica fue descubierta por Lynn Hickox a finales de 2006, hojeando Google Earth.

6

Otros ejemplos que no supo localizar la máquina son las imágenes  cristianas que se dibujan en una ladera de la montaña de Arabia, o el perfil del sultán otomano Mehmet II en la costa de Estambul, ciudad que conquistó en 1453.

Puede que los ordenadores sean mayores campeones en lo que se refiere a ajedrez, pero la selección de rostros en  imágenes por satélite sigue siendo cosa de las personas.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Cuántas caras podemos encontrar en la topografía terrestre? El hombre contra la máquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: