Nada es lo que parece

El problema de cualquier mapa es que es matemáticamente imposible representar fielmente una superficie esférica (la Tierra) sobre una plana (por ejemplo el papel). Cualquier mapa debería respetar dos medidas; el área, y los ángulos, es decir, las formas de los continentes.

En el siglo XIX el científico inglés James Gail definió el mapa de Mercator, que es el clásico mapamundi que tod*s tenemos en mente. Lo bueno de este mapa es que permite trazar sobre él trayectorias loxodrómicas, es decir, que una línea recta en el mapa equivale a una trayectoria con rumbo constante en la realidad, algo muy útil para la navegación. En la zona central del mapamundi la cosa funciona más o menos bien. El problema es que, al acercarse a los polos, los paralelos son cada vez más cortos, y, sin embargo, en el mapa se representan de igual longitud que el propio Ecuador, algo necesario para mantener los ángulos rectos. El Ecuador mide 40.076 kilómetros de longitud (más o menos), el paralelo 70*, 13.706, y el paralelo 80, 6.958. En el extremo norte de Groenlandia, cabo Morris Jesup, la circunferencia de la Tierra mide  4.626 kilómetros, pero se representa como si midiera nueve veces más. He aquí la explicación de la enorme distorsión de la proyección Mercator, que representa Groenlandia tan grande como África, cuando es catorce veces más pequeña.

El súper ejemplo es el caso de África: Mide aproximadamente treinta millones de kilómetros cuadrados  y eso equivale a tres veces Europa (¡incluida la Rusia!). Online se encuentra cantidad de gráficos que comparan al continente con otras regiones o países del mundo mundial.https://i1.wp.com/static02.mediaite.com/geekosystem/uploads/2010/10/true-size-of-africa.jpg

Como se puede comprobar en el mapa sobre estas líneas, África equivale en área a  Europa (sin contar Rusia y los países Nórdicos), Estados Unidos, China, la India y Japón todo junto, algo que en los mapas no se suele apreciar.

Australia tampoco sale bien parada con este empequeñecimiento proyectado en los mapas: mide sus siete millones y pico de kilómetros cuadrados  y es el sexto país más grande del mundo. Dentro cabría toda Europa exceptuando Rusia. Y aún nos sobrarían un par de millones de kilómetros cuadrados para meter a México, por ejemplo.

https://i0.wp.com/infobeautiful2.s3.amazonaws.com/usav_europe.pnga.

https://i1.wp.com/infobeautiful2.s3.amazonaws.com/morsels_antarctica.jpg

https://i0.wp.com/infobeautiful2.s3.amazonaws.com/australia-europe.jpeg

Descontentos con esta proyección geográfica ha habido numerosas propuestas de representación. Una que estuvo cerca de triunfar fue la de Arno Peters, un historiador de origen alemán. Peters presentó en 1973 una variante de la Mercator. Peters argumentaba que la proyección Mercator exageraba el tamaño de los territorios cuanto más al norte del Ecuador, por lo que, por un lado, los países en vías de desarrollo, situados mayoritariamente alrededor de aquel, aparecían más pequeños de lo que eran en realidad, y, por otra parte, al eliminar la parte del mapa al sur del paralelo 60 (ahí abajo sólo está la Antártida), Europa y Estados Unidos quedaban sospechosamente centrados en el mapa. Así que lanzó su propuesta, en la que, al contrario de lo que ocurre en la proyección Mercator, los paralelos están más separados entre sí cuanto más cerca del Ecuador:

https://walkwithmemaps.files.wordpress.com/2013/12/00b4e-mapaproporcionaldelmundo.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: