Laberintos japoneses

Hace cerca de 30 años, un conserje de universidad empezó a matar el aburrimiento dibujando, creando un laberinto en una hoja A1. Pasaban los días y el dibujo se volvía más complejo y vivo, así durante 7 años. El resultado es un laberinto con cientos y miles de vueltas, conexiones, interconexiones, callejones, niveles y detalles  con precisión submilimétrica. Su hijo publicó fotos en twitter de la obra  y gustó tanto que puso a la venta copias del laberinto de su padre.

Maze

Maze

Maze

Maze

Por otro lado, Motoi Yamamoto es un artista japonés que utiliza la sal como elemento principal de sus obras.  La sal es un símbolo de purificación en muchos países asiáticos, por ejemplo, en Japón se suelen poner platitos con sal en la entrada de restaurantes para protegerlos contra malos espíritus. También es utilizado en rituales shintoístas y antes de empezar combates de sumo para purificar.

Una de las cosas más interesantes que hace Motoi Yamamoto son laberintos super-intrincados usando sólo sal. Es impresionante la paciencia, dedicación y atención al detalle que tiene.

Motoi

Motoi

Por último, un laberinto al que los tokiotas se enfrentan a diario: la locura del metro. 13 líneas, una longitud total de 286,2 km, 2.500 millones de usuarios al año

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: